Ácido Acetilsalicilico: ¿Qué es y para qué sirve?

El Ácido Acetilsalicílico es un fármaco que se emplea ampliamente para tratar distintas patologías, entre ellas prevenir eventos aterotrombóticos como un infarto o accidente cerebrovascular y antiinflamatorio en muchos procesos, principalmente crónicos, como la artritis y osteocondritis.

El Ácido Acetilsalicílico conocido como Aspirina, es un medicamento perteneciente a la familia de los Salicilatos, a su vez al grupo de Antiinflamatorios No Esteroideos (AINES), usado en un inicio para la inflamación crónica y fiebre, se descubrió posteriormente sus propiedades como antiagregante plaquetario, el cual prevenía e inclusive trataba a los pacientes con infarto agudo al miocardio y otras demás patologías de esta clase.

Este medicamento no requiere receta médica para ser comprado en una droguería, pero se recomienda sólo consumir bajo criterio médico y las indicaciones del mismo. Nunca sobrepasar dosis tanto en cantidad como frecuencia, podría ser muy peligroso y causar principalmente hemorragias, que pueden ser mortales.

Cómo se mencionó anteriormente, el Ácido Acetilsalicílico, también es llamado Aspirina y esta es la forma más común por la cual es conocido.

¿Cómo se toma el Ácido Acetilsalicílico?

El Ácido Acetilsalicílico o Aspirina, debe ser consumido como todo fármaco, en sus presentaciones farmacéuticas y nunca alterarlas.

En su presentación vía oral, debe ser administrado junto con abundante agua y preferiblemente durante las comidas, ya que es un fármaco gastrolesivo y llega a ocasionar ulceras estomacales o empeorar las ya existentes si no se toma adecuadamente.

Es necesario tener gran cuidado en caso de alergia a otros AINES, ya que el Ácido Acetilsalicílico suele presentar un rango de sensibilidad alto y generar síntomas alérgicos. Se debe buscar en ese caso otro fármaco como alternativa.

En Prixz se pueden conseguir los mejores medicamentos del mercado, a buen precio y desde la comodidad del hogar.

Contraindicaciones

Debe tenerse gran cuidado en pacientes con úlcera peptídica o gastrointestinal activa.

Puede alterar la coagulación, precaución en antecedentes hemorrágicos.

Evitar su uso en heridas abiertas, puede producir hemorragia masiva, así como en cuadros donde exista una disminución de las plaquetas, como por ejemplo el Dengue.

Puede aumentar el riesgo de hemorragia junto a antihipertensivos, otros AINES, alcohol o anticoagulantes.

Su uso durante el embarazo tiene ciertas precauciones y puede ser peligroso, debe ser indicado por el gineco obstetra tratante, nunca automedicar.

Gran precaución en pacientes con varices esofágicas o hipertensión portal.

Efectos adversos

Los principales efectos colaterales del Ácido Acetilsalicílico son la aparición o agravamiento de úlceras gastrointestinales.

Sangramiento de varices esofágicas, como alguna lesión o herida abierta.

Aumento del sangrado en caso de trauma, se recomienda comentar de inmediato al especialista que se toma este tipo de fármaco.

Picazón, dolor de cabeza, mareos, entre otros síntomas en caso de alergia o reacción de hipersensibilidad.

Deja una respuesta