Albendazol: ¿Qué es y para qué sirve?

 El Albendazol es un medicamento utilizado para tratar distintos tipos de infección parasitarias, que generan síntomas en todo el cuerpo, principalmente a nivel gastrointestinal como vómitos, diarreas, aumento del volumen abdominal, malnutrición, entre otros.

El Albendazol pertenece al grupo de fármacos llamados antiparasitarios y este a su vez al subgrupo Benzimidazoles. El Albendazol actúa en la estructura general del parasito, no permitiéndole generar bien su metabolismo y matándolo.

Entre los parásitos que el Albendazol tiene acción, están los siguientes: Necator americanus,  céstodos, nemátodos, Schistosoma japonicum,  Ancylostoma duodenale, Trichuris trichiura, Schistosoma mansoni,  entre otros.

Este fármaco también es usado ampliamente como desparasitante de uso profiláctico, es decir como indicación de desparasitar a población vulnerables en riesgo de padecer enfermedad.

El Albendazol no necesita receta médica para ser comprado en una droguería, sin embargo, no se recomienda su uso sin previo consentimiento e indicación médica. Nunca sobrepasar la dosis indicada ni en cantidad ni duración.

¿Cómo se administra el Albendazol?

El Albendazol como todo fármaco, sólo debe ser consumido o administrado en sus presentaciones o formulas farmacéuticas disponibles.

En su presentación vía oral en forma de comprimidos debe ser consumido alejado de las comidas, con abundante agua y sólo en la dosis indicada por el galeno. No se debe consumir con leche o café y evitar ingerir bebidas alcohólicas mientras dura el tratamiento.

En su presentación en jarabe o suspensión, sólo debe ser consumido con las estrictas indicaciones del pediatra, nunca sobrepasar en tiempo y cantidad. Si se nota alguna sintomatología adversar, suspender y consultar de inmediato a su médico tratante.

La mayor variedad de fármacos antibióticos, antiparasitarios, analgésicos, entre otros, puede ser conseguida en Prixz, el portal más completo de toda la web en fármacos.

Contraindicaciones

Algunas de las contraindicaciones del Albendazol incluyen, no administrar a niños muy pequeños, precaución extrema en ancianos.

En pacientes con presencia de insuficiencia renal o hepática, se debe tener precaución ajustar dosis y realizar paraclínicas antes, durante y después del tratamiento.

En caso de alergia a otro fármaco de la familia o el mismo Albendazol, se recomienda buscar otra alternativa terapéutica.

Mientras se realiza el tratamiento, no deben ser ingeridas bebidas alcohólicas.

Durante el embarazo o sospecha del mismo, no debe ser consumido.

Efectos adversos

El Albendazol como todo fármaco puede generar una serie de efectos adversos.

Puede aumentar los niveles hepáticos en perfil de laboratorio, en caso de solicitar una de sus pruebas, se debe tener precaución con este aspecto.

También suele ser comunes la diarrea transitoria, náuseas, vómitos y dolor de cabeza.

Durante la ingesta del fármaco y poco tiempo después se puede presentar caída leve del cabello y completamente reversible, en caso de ser severa, consultar de inmediato al médico especialista.

 

Deja una respuesta