Amoxicilina: ¿Qué es y para qué sirve?

La Amoxicilina es un fármaco para tratar las infecciones principalmente a nivel de la garganta, nariz, bronquitis, odontológicas, algunas del tracto urinario, entre otras. Su papel es muy eficaz y por ello es sumamente recomendado por los médicos tratantes.

La Amoxicilina es un antibiótico perteneciente al grupo de las penicilinas. Es la penicilina más usada actualmente y en parte se debe a que genera pocos efectos colaterales y gran eficacia.

Puede venir sola o combinada con otro fármaco llamado Acido Clavulanico, el cual potencia e incrementa su acción varias veces, para tratar enfermedades más complejas como la faringitis bacteriana masiva o infección de la garganta complicada.

Suele estar indicada antes de procesos odontológicos invasivos y luego de los mismos, como la extracción de las cordales y drenaje de absceso.

Nunca debe ser utilizada para tratar virus, ya que es un antibiótico y su acción es sobre la estructura bacteriana y nunca sobre la viral, por ello el catarro común como otras afecciones, deben ser manejadas por un médico calificado e indicar medicamento pertinente.

¿Cómo se consume la Amoxicilina?

La amoxicilina como todos los fármacos debe ser consumida según su presentación.

En el caso de ser vía oral, la misma puede ingerirse con abundante agua y al mismo tiempo que las comidas o sin ella. Normalmente no genera malestar estomacal.

En pediatría se puede dar en jarabe y suspensión, es importante recordar que a niños pequeños no se le puede dar la combinación con Ácido Clavulánico.

Vía endovenosa o intramuscular se puede aplicar por un personal debidamente capacitado para realizar la tarea.

Es de recordar que la misma indicación es para la combinación entre Amoxicilina y Ácido Clavulánico.

Las presentaciones en jarabe, suspensión, cápsulas o parenteral, pueden ser conseguidas en muchos sitios como Prixz.

Contraindicaciones

La Amoxicilina puede disminuir su efecto con fármacos como probenecid, tetraciclinas, antiácidos y alcohol, por ello en caso de consumirlos, se recomienda al menos dos horas de diferencia.

Contraindicados tratamientos largos con ácido clavulánico en niños, antes se debe consultar al pediatra tratante.

En caso de alergia a penicilinas o betalactámicos, se debe considerar otra alternativa terapéutica.

En caso de embarazo se recomienda consultar a su médico y asegurar riesgo beneficio, ya que algunos estudios indican que existe una posibilidad muy pequeña de generar labio leporino en el bebe, pero es un tema que está en estudio. La combinación con ácido clavulánico es mucho más agresiva, por tanto, se recomienda ingerir amoxicilina sola y a partir del 2 trimestre, siempre y cuando el obstetra lo indique.

Efectos Adversos

La Amoxicilina puede generar una gran cantidad de efectos adversos, pero los mismos sólo suelen aparecer cuando el tratamiento es prolongado y en dosis altas. En combinación con Ácido Clavulánico, los efectos suelen ser mayores.

Entre los efectos colaterales se puede presentar alergias, diarreas, distensión abdominal, disminución de los glóbulos blancos, entre otros.

Deja una respuesta