Clotrimazol: ¿Qué es y para qué sirve?

Clotrimazol es un fármaco ampliamente usado para tratar distintas infecciones dermatológicas producidas por hongos, como también infecciones micoticas en uñas y tracto genital femenino, entre otras. Es un medicamento con muy alta eficacia y entre los más recomendados de esta clase.

Otras de las patologías comunes tratadas con el Clotrimazol es el Pie de Atleta y Tiña Cruris. Suele ser menos alérgeno que otros antimicóticos.

El Clotrimazol pertenece al grupo de los imidazoles y es el antifúngico más usado de esta familia.

Este fármaco no necesita receta médica para ser comprado en una droguería. No se recomienda administrar sin la previa indicación del médico especialista y se debe seguir sus indicaciones.

El Clotrimazol actúa en los hongos impidiendo la síntesis de ergosterol, un componente muy importante de su estructura, de esta forma, altera su estabilidad estructural y el hongo muere.

¿Cómo se consume o administra el Clotrimazol?

Este fármaco como todo medicamento viene en sus determinadas presentaciones farmacéuticas.

En la presentación en óvulos se recomienda introducir uno en cavidad vaginal, previo aseo corporal y durante las noches o en el día si no se realizarán actividades. No se recomienda tener relaciones sexuales, ni ninguna actividad estimulatoria genital mientras dura el tratamiento. También es recomendable ser introducido cuando la mujer este acostada y no levantarse hasta luego de unas horas.

Vía tópica, se recomienda colocar la cantidad de crema correspondiente sobre la lesión y esparcir suavemente, no limpiar.

En caso de combinación con glucocorticoides, no permitir la entrada de luz solar sobre la lesión, puede producir manchado irreversible de la piel.

En Prixz se pueden conseguir los mejores antimicóticos, al mejor precio y calidad, sin salir de casa.

Contraindicaciones

Se debe tener precaución en alergia a  Clotrimazol o cualquier otro antimicótico. En caso de ser así se debe buscar otra alternativa terapéutica.

Se debe tener precaución en pacientes diabéticos o inmunodeprimidos, ya que los efectos del fármaco suelen ser menores.

Uso cuidadoso durante el embarazo, puede causar daño fetal, se recomienda consultar primeramente al gineco obstetra tratante del caso.

Precaución en el uso con corticoides, puede producir pigmentación cutánea.

Efectos Adversos

Puede producir como efecto colateral descamación en la zona, picazón, eritema o enrojecimiento vaginal. También náuseas y cefalea o dolor de cabeza.

Puede llegar a producir hemorragia vaginal. En caso de pacientes inmunosuprimidos síntomas más severos.

Puede producir pigmentación irreversible si se usa en combinación de corticoides y se expone a la luz solar.

Su efecto puede ser muy severo a nivel local e interrumpir el efecto terapéutico si se tienen relaciones sexuales durante el tratamiento, principalmente si hay penetración y eyaculación mientras el ovulo está dentro de la cavidad vaginal.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta