Diclofenaco: ¿Qué es y para qué sirve?

El Diclofenaco es un medicamento que se usa para tratar una amplia gama de dolores, desde cólicos menstruales, dolor muscular o mialgias, artrosis, traumatismos, dolor de tobillo, entre muchas otras.

Su poder analgésico es alto y su utilización en el campo médico es total. El Diclofenaco pertenece al grupo de los AINES (Antiinflamatorios No Esteroideos), los cuales actúan sobre los tejidos dañados, no permitiendo que estos liberen las sustancias inflamatorias que generan dolor.

Este fármaco no necesita receta médica para ser vendido en una droguería. Se recomienda usar con discreción y no sobrepasar la dosis indicada por el galeno tratante, en caso de presentarse alguna reacción alérgica tras su consumo, se recomienda suspender.

Es de recordar que existen dos presentaciones según el medicamento, Diclofenaco Sódico y Diclofenaco Potásico. El Sódico es más potente, pero tiene un riesgo alto de generar hipertensión arterial, mientras el Potásico es menos potente pero no tiene riesgo de generar hipertensión.

¿Cómo se consume el Diclofenaco?

Es necesario conocer las presentaciones del Diclofenaco para saber cómo debe ser administrado.

La presentación vía oral es en comprimidos para adultos y jarabe en los niños. En el caso de los comprimidos deben ser consumidos con abundante agua, indiferentemente cerca de las comidas o no.

En el caso de los jarabes, se deben seguir estrictamente las órdenes del pediatra y no sobrepasar la dosis del fármaco. Si se nota algún efecto adverso en el niño tratado, suspender de inmediato su uso.

En el caso de la vía endovenosa o intramuscular, se recomienda ser aplicada dentro de un centro hospitalario o de salud y por profesionales de la salud capacitados, tanto para tratamiento en hospitalización como ambulatorio.

En Prixz se pueden conseguir los mejores antiinflamatorios como Diclofenaco, Meloxicam, Ibuprofeno, entre otros, al mejor precio, una gran alternativa para la salud.

Contraindicaciones

Este fármaco suele tener algunas contraindicaciones como precauciones.

En pacientes hipertensos se recomienda el uso de Diclofenaco Potasio en lugar de Diclofenaco Sódico. Si este primero no alivia, se debe emplear otra alternativa terapéutica.

Tener gran precaución en pacientes renales o hepatopatas, ya que este medicamento se metaboliza en el hígado y una dosis alta de este, puede ser perjudicial e inclusive tóxica para ambos órganos. También su uso debe ser moderado en pacientes con gastritis crónica, puede incrementar la sintomatología.

Fármaco no indicado en el embarazo, puede generar una serie de reacciones adversas en el feto, se debe consultar primeramente con el médico gineco obstetra tratante.

Efectos adversos

Algunos de los efectos colaterales del Diclofenaco pueden ser gastritis, principalmente en pacientes con predisposición. Debilidad muscular, fatiga, náuseas, vómito, dolor en el sitio de la inyección.

También se suele presentar flatulencias e incremento de los valores hepáticos en los exámenes de laboratorio, motivó que se debe tener en cuenta a la hora de realizar uno de estos.

Se puede presentar una crisis hipertensiva tras el consumo de Diclofenaco Sódico, principalmente si se administra por vía endovenosa (se prefiere el potásico, tiene menor riesgo).

 

Deja una respuesta