Dipirona: ¿Qué es y para qué sirve?

La Dipirona es un medicamento que se utiliza para tratar distintas clases de dolores como dolor muscular, reumático, traumático, cólicos menstruales e intestinales. También tiene una gran función antipirética, es decir para bajar la fiebre, se suele usar cuando en primera instancia no se consigue aliviar con Paracetamol o Acetaminofén.

Medicamento muy eficaz, por ello altamente usado en el mundo. La Dipirona, también llamada Metamizol, pertenece al grupo de los Antiinflamatorios No Esteroides (AINES) y a su vez a la familia de las Pirazolonas. Este fármaco es usado desde la tercera década del siglo XX y aún continua vigente su uso en distintos tratamientos.

La Dipirona no necesita receta médica para ser adquirida en una droguería.

No se recomienda automedicar, sólo usar bajo las ordenes de un especialista. No sobrepasar dosis ni en frecuencia ni cantidad, puede tener serios efectos colaterales.

¿Cómo se administra la Dipirona?

La Dipirona como todo fármaco, viene en sus respectivas presentaciones farmacéuticas, no se debe administrar por una vía alterna.

La Dipirona vía oral en forma de comprimidos debe ser consumida en conjunto o sin alimentos. Usar dosis indicada y tomar abundante agua. No utilizar bebidas como café, leche, jugo, entre otras bebidas distintas al agua.

Por medio de su presentación parenteral, se puede administrar vía intramuscular o endovenosa, siempre dentro de una institución sanitaria y bajo las ordenes de un médico. El fármaco debe ser administrado por personal de enfermería capacitado, indistintamente sea tratamiento de hospitalización o ambulatorio.

En Prixz se puede la mayor variedad de analgésicos y antipiréticos para tratar esas patologías que el paciente necesita.

Contraindicaciones

Este medicamento como todos tiene una serie de contraindicaciones.

Si se presenta alergia a los AINES se debe buscar otra alternativa terapéutica.

En caso de pacientes hipertensos se debe tener gran precaución, ya que este fármaco puede aumentar las cifras tensionales.

En pacientes con leucemia o algún trastorno hemático, es necesario consultar al médico tratante antes de ser administrada.

No dar a niños pequeños.

Durante el embarazo se debe tener precaución y sólo ser administrada si el gineco obstetra tratante así lo indica.

Efectos colaterales

Como todo medicamento puede presentar una serie de efectos colaterales.

En pacientes con fiebre, puede incrementar la temperatura los primeros minutos post administración y luego si realizar su efecto terapéutico.

En pacientes hipertensos puede incrementar las cifras tensionales. Tener precaución.

La Dipirona puede causar síntomas de alergia como picazón o erupción en la piel.

Pueden presentarse algunas variaciones en los exámenes de laboratorio, además de generarse color rojo en la orina.

Fármaco muy eficaz y altamente indicado. La Dipirona sólo debe ser administrada si un médico lo ordena y no sobrepasar dosis ni en cantidad ni frecuencia.

Deja una respuesta