Fluconazol: ¿Qué es y para qué sirve?

El Fluconazol es un medicamento que se utiliza para tratar las infecciones por hongos. Muchas afecciones producidas por hongos pueden ser tratadas con Fluconazol, entre ellas el Pie de Atleta, infecciones vaginales, infecciones cutáneas, infecciones en el pene, en la boca, entre muchas otras zonas del cuerpo.

El Fluconazol pertenece al grupo de medicamentos de la familia de los Triazoles, junto a otros medicamentos antifúngicos o antimicóticos como el Itraconazol y el Voriconazol.

Es de recalcar que los hongos en su mayoría generan lesiones leves, en personas con afecciones sistémicas como diabetes o enfermedades inmunosupresoras si tienden a causar mayores problemas.

Normalmente las enfermedades producidas por hongos requieren un tratamiento mucho más largo que el de otras afecciones, pero siempre debe ser indicado por un especialista del gremio de la salud.

El Fluconazol no necesita receta médica para ser vendido en las droguerías, sin embargo, se recomienda usar con moderación y bajo las indicaciones de un especialista en el área de la salud.

¿Cómo se consume el Fluconazol?

El Fluconazol tiene varias presentaciones farmacéuticas, cada una de ellas debe ser administrada adecuadamente.

El Fluconazol viene en suspensión vía oral para niños y debe ser administrado tanto en dosis como indicaciones dadas por el pediatra tratante.

Vía oral debe ser consumido a preferencia lejos de las comidas y con abundante agua. No se deben ingerir bebidas alcohólicas, al menos 48 horas tras la ingesta de Fluconazol.

Debe ser administrado por vía endovenosa dentro de un debido centro hospitalario, bajo la supervisión médica adecuado y aplicado con todas las medidas por el personal de salud correspondiente.

En Prixz se puede conseguir toda la serie de antimicóticos necesarios para tratar las distintas patologías que amerite el paciente.

Contraindicaciones

Como todo medicamento el Fluconazol tiene una serie de contraindicaciones y precauciones.

La primera de ellas es alergia al Fluconazol o alguno de los diferentes triazoles.

No está indicado junto a otros fármacos que alteren el normal ritmo del corazón, puede ser muy tóxico.

Esta indicado en algunas infecciones micóticas cutáneas, pero no necesariamente las mismas si aparecen en otra área del organismo (Consultar previamente al especialista).

Precaución en pacientes con insuficiencia renal o insuficiencia hepática.

Su uso durante el embarazo está contraindicado. Se debe consultar previamente al gineco obstetra tratante.

Efectos Adversos

Durante el uso de Fluconazol se pueden presentar una serie de reacciones adversas como dolor de estómago, náuseas o vómitos.

También es frecuente la cefalea o dolor de cabeza y pesadez.

Pueden alterarse algunos niveles hepáticos del laboratorio. Además de causar daño hepático y renal si se usa por tiempos prolongados.

Pueden aparecer brotes o lesiones cutáneas, en cualquiera de los casos suspender y avisar  al médico.

 

Deja una respuesta