Levotiroxina: ¿Qué es y para qué sirve?

La Levotiroxina es un medicamento que se usa para tratar el hipotoidismo o disminución de la función tiroidea, a su vez puede provocar bocio. También como terapia sustitutiva de la hormona tiroidea posterior a cirugía de la glándula Tiroides. Fármaco muy eficaz, pero sólo un médico especialista puede recetarla.

La Levotiroxina cumple la misma función que la hormona T4 o Tiroxina, la cual tiene un gran número de funciones en el organismo, en caso de déficit de la misma se genera una serie de manifestaciones.

La Levotiroxina no necesita receta médica para ser adquirida en una droguería. A pesar de no requerir informe, no puede ser consumida sin que previamente un médico haga el diagnóstico y la indique como tratamiento.

La Levotiroxina también se conoce como T4 sintética y su uso como reemplazo hormonal ha sido muy eficaz, aprobada por endocrinólogos de todo el mundo.

 ¿Cómo se consume la Levotiroxina?

La Levotiroxina como todo medicamento, sólo debe ser administrado en sus respectivas formas farmacéuticas. Nunca usar vías alternas.

En su presentación en forma de comprimidos o cápsulas vía oral, debe ser consumido en ayunas, es decir antes del desayuno, con abundante agua. No usar bebidas alternas como jugo o café, sólo agua.

En niños la toma de comprimidos vía oral, será igual que en el adulto. En caso de ser necesario, disolver en un poco de agua y luego consumir.

Los medicamentos necesarios para tratar los distintos trastornos y enfermedades se consiguen en Prixz, la droguería online más completa.

Contraindicaciones

La Levotiroxina como todo medicamento, tiene una serie de precauciones y contraindicaciones.

En caso de ser alérgico a la fórmula, no debe ser usada Levotiroxina, se debe buscar otra alternativa terapéutica.

En infartos o antecedentes de infartos, no se debe administrar el fármaco.

Mucho cuidado en su consumo en hipertensos, diabéticos y ansiados.

No administrar en personas con trastornos de la glándula suprarrenal o hipófisis.

No administrar si existe riesgo de trastornos psiquiátricos o psicosis.

El efecto de la Levotiroxina puede estar reducido por hierro, calcio y ciertos antivirales.

No usar en casos de buena función tiroidea o hipertiroidismo.

Durante el embarazo, la Levotiroxina debe usarse bajo la indicación de un profesional de la salud.

Efectos Colaterales

Una dosis muy grande puede generar hipertiroidismo o una tormenta tiroidea.

También se pueden presentar calambres, taquicardia, dolor de cabeza y dolor abdominal.

Puede generar arritmias, dolores cardíacos, debilidad, insomnio.

También se puede presentar alteración en los hábitos evacuatorios, en las pruebas sanguíneas y en el comportamiento.

Exceso de sudoración y cambios en la menstruación, son otros síntomas.

La Levotiroxina es muy eficaz, pero debe ser manejada con gran cuidado.

Deja una respuesta