Loratadina: ¿Qué es y para qué sirve?

La Loratadina es un medicamento que se utiliza para tratar las alergias, síndrome catarral, urticaria o picazón, reacciones alérgicas cutáneas, reacciones alérgicas sistémicas leves, rinorrea, entre otras patologías más.

La Loratadina pertenece al grupo de fármacos llamados Antihistamínicos, los cuales actúan sobre la histamina, una sustancia liberada por los tejidos del organismo cuando existe una reacción alérgica. La histamina genera todos los síntomas como irritación u ojo rojo, tratándola se mejoran los mismos.

La Loratadina a diferencia de otros antihistamínicos no genera sueño, ya que su composición no le permite llegar al cerebro y generar efecto sedante.

La Loratadina no requiere receta médica para ser vendida en las droguerías. Se recomienda consumir con discreción, ya que un abuso de la misma puede originar serios efectos colaterales.

La Loratadina es el antihistamínico más usado a nivel global, por sus grandes efectos y no generar sedación.

¿Cómo se consume la Loratadina?

La Loratadina como todo fármaco, viene en determinadas presentaciones farmacéuticas y debe ser consumida o administrada según sus indicaciones.

La Loratadina viene en presentaciones vía oral, la primera de ellas en jarabe y debe ser administrada bajo las debidas indicaciones del pediatra tratante, nunca sobrepasar la indicación ni en frecuencia o cantidad.

Vía oral por medio de comprimidos se puede ingerir indiferentemente junto a las comidas o no y siempre con abundante agua.

En Prixz se pueden conseguir al mejor precio y la mayor variedad de antialérgicos. También otros fármacos como analgésicos, antihipertensivos, relajantes musculares, entre otros.

Contraindicaciones

Como todo fármaco, la Loratadina presenta una serie de contraindicaciones y precauciones. La primera de ellas es que, a pesar de ser un medicamento para tratar la alergia, si se presenta intolerancia al mismo se debe buscar otra alternativa terapéutica.

Normalmente no debe ser utilizada en niños menores de dos años, ya que no se tiene un claro estudio sobre su eficacia, en todo caso consultar al pediatra.

En pacientes con enfermedad hepática se debe ajustar dosis, consultar con el internista tratante.

Su uso durante el embarazo debe ser controlado por un especialista, quien decidirá si se administra o no y a que dosis.

Efectos Adversos

Cómo todo medicamento presenta una serie de efectos adversos, los mismos suelen ser más marcados en personas alérgicas o intolerantes a la Loratadina.

Puede producir cansancio en algunos casos. Náuseas y cefaleas también son frecuentes, principalmente en tratamientos prolongados.

Existe una posibilidad de daño hepático, principalmente si existe una lesión o afección en el hígado.

Puede incrementarse el apetito como también el peso corporal, esto suele suceder principalmente en niños y adolescentes.

Otros efectos menos recurrentes suelen aparecer tras su uso prolongado, por ello se recomienda sólo consumir durante el tratamiento indicado por el médico y no más de ello.

 

Deja una respuesta