Metoclopramida: ¿Qué es y para qué sirve?

La Metoclopramida es un fármaco muy efectivo para tratar las náuseas y vómitos. Es indicado ampliamente por el personal médico en vista de su eficacia, pero debe ser consumido con mucha cautela y bajo estricta vigilancia médica, en vista a sus efectos adversos a mayor dosis.

La acción de la Metoclopramida es a nivel del sistema nervioso central y centro del vómito en el tronco encefálico. Su eficacia es alta inclusive en cuadros de difícil tratamiento como náuseas y vómito tras quimioterapia o en episodios de migraña.

La automedicación está completamente prohibida, en vista a los riesgos y en caso de ser fármaco pediátrico, debe respetarse la dosis terapéutica indicada para cada caso y no sobrepasar bajo ningún concepto.

¿Cómo se consume la Metoclopramida?

La Metoclopramida es un fármaco delicado y como se mencionó anteriormente en el texto, su uso debe ser, sólo el indicado por el médico y su dosis y duración es la recetada por el galeno exclusivamente.

La Metoclopramida suele estar indicada vía oral o vía endovenosa. En el caso de la primera, puede venir en forma de jarabe, comprimidos y gotas.

Las tabletas deben tomarse con abundante agua y alejadas de las comidas, preferiblemente antes. Las gotas deben consumirse antes de las comidas en una pequeña cantidad de agua y el jarabe suele ser de uso pediátrico, queda a criterio del médico tratante, indicación y en qué momento debe ser administrado.

La vía de administración endovenosa, sólo debe ser usada en un centro médico y bajo los cuidados correspondientes del personal de salud autorizado, que es quien aplicará el medicamento.

Nunca sobrepasar la dosis ni en cantidad ni frecuencia, ya que puede tener distintos efectos colaterales.

En Prixz se pueden conseguir estos fármacos, como muchos otros fármacos con actividad antiemética.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones de la Metoclopramida son variadas, por lo tanto, en caso de padecer una enfermedad de base, se debe consultar previamente a su médico.

En enfermedades del sistema nervioso como epilepsia o parkinson, puede desencadenar efectos alucinógenos, generar convulsiones e inclusive intoxicación.

En pacientes con sospecha de patología obstructiva a nivel intestinal, está completamente contraindicado su uso.

En el caso de medicamentos psiquiátricos y antiparkinsonianos tener una gran precaución.

Está indicada en el embarazo, previa autorización del médico tratante.

Efectos adversos

Los principales efectos colaterales de la Metoclopramida aparecen fuera del rango terapéutico, que son somnolencia, temblor, mareo, diarrea, disminución de la frecuencia cardiaca e hipotensión arterial.

De sumo cuidado la administración del fármaco, en caso de observar cualquier efecto adverso, suspender de inmediato y consultar con el médico especialista.

En algunos casos llega a producir problemas en la visión y en la concentración, como en el juicio facultativo.

 

Deja una respuesta